IGLESIA NUESTRA SEÑORA DE LA CANDELARIA DE LA VIÑA

Su arquitectura de línea italianizante y sus colores celestes y rosados pasteles, la posicionan como otra de las obras monumentales relevantes de la ciudad que vale la pena visitar.

Los archivos históricos afirman que su edificación original era de estilo colonial, pero debido a su estado desmejorado, en 1884 fue reemplazada por el imponente estilo actual.

Su santa patrona es la Virgen de la Candelaria de la Viña, venerada todos los 2 de febrero con una procesión con la imagen de la virgen peregrina conocida como la “sentadita” en su honor.

Este emblemático templo fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1982.

HISTORIA

VIRGEN DE LA CANDELARIA DE LA VIÑA

ARQUITECTURA

La denominación de la Viña y el culto a la Virgen tiene su origen en el S.XVII cuando la familia Fernández Pedroso poseía su finca bajo esta denominación en el Valle de Siancas. Junto al paraje donde se plantaron las primeras cepas de vid se erigió hacia 1625 una capilla que por su “mucha decencia y ornato” fue considerada apta para sede vice parroquial de la Iglesia Matriz salteña y constituyó el punto de veneración a la Virgen de la Viña. Fue tal el atractivo de la capilla y su imagen que pronto se la conoció popularmente como “el santuario de nuestra señora”.

La actual iglesia de la Candelaria de la Viña, ocupa el sitio donde existiera una ermita del Señor Nazareno y fuera cementerio de españoles. 

En la segunda mitad del Siglo XVIII el vecino Manuel Martínez la agrandó y ornamentó adecuadamente, pero en 1799 presentaba un estado ruinoso y el mayordomo Enrique Paz recolectó fondos para su reparación. 

En 1836 Doña Teresa de Jesús Cornejo emprendió una gira limosnera por Bolivia y Perú pidiendo donativos para continuar con los trabajos del templo. Fue un viaje a caballo el cual lo hizo en compañía de la Virgen del Rosario Sentadita, cuyo cuerpo había sido modelado para que se adaptara al caballo.

A impulso del presbítero Isidoro Fernández -y el aporte colectivo de la comunidad que acarreó piedras, donó jornales y recogió ofrendas-, se habría de comenzar un nuevo templo en 1853.

En 1884 la antigua Iglesia colonial fue reemplazada por esta imponente construcción de líneas italianizantes, encargada a la Empresa de Noé Macchi. Su torre se terminó en 1908, con otros proyectos.  




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *