MUSEO ARQUEOLÓGICO DE ALTA MONTAÑA

El Museo de Arqueología de Alta Montaña presenta colecciones referidas al patrimonio arqueológico asociado a las ceremonias incaicas realizadas en las altas cumbres de los Andes. 

Su colección principal presenta el patrimonio arqueológico descubierto en el año 1999 en la cima del volcán Llullaillaco, Salta, Argentina. En ese lugar sagrado, hace más de quinientos años fueron entregados a los dioses la vida de tres niños y un conjunto de ofrendas confeccionadas en miniatura que poseían un carácter simbólico. Este contexto formó parte de una de las ceremonias más importantes del calendario ritual incaico: la Capacocha

El MAAM fue inaugurado el 19 de noviembre de 2004 en el casco histórico de la ciudad de Salta, frente a la plaza principal. Se establecieron, condiciones ambientales estrictas y tecnológicamente controladas que permiten presentar una colección con características particulares por sus excepcionales condiciones de conservación.

En la entrada al Museo tenés una cafetería y una tienda de recuerdos.

HISTORIA

Desde su inauguración en el año 2004, la misión primordial del Museo de Arqueología de Alta Montaña está orientada a crear y fomentar un espacio para la conservación, investigación y difusión de los contextos culturales del mundo prehispánico de gran trascendencia histórica.

El museo cuenta con muestras permanentes y temporales exhibidas en salas diseñadas con condiciones ambientales estrictas y tecnológicamente controladas que permiten presentar una colección con características particulares por sus excepcionales condiciones de conservación.

El excelente estado de conservación de los niños, hoy conocidos como la Niña del Rayo, el Niño y la Doncella, implicó un desafío en la aplicación de técnicas que permitieran su adecuada preservación y presentación. Los cuerpos de los Niños del Llullaillaco se conservan hoy en cápsulas diseñadas según los lineamientos de la Criopreservación, modificando su atmósfera con un reducido contenido de oxígeno en un ambiente estable de -20ºC y una iluminación filtrada en UV e IR que garantizan la correcta preservación.

¿Sabías qué el Museo durante las vacaciones de invierno propone talleres infantiles para niños?




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *